Varices, que son y como detectarlas?

Las varices o venas varicosas son venas superficiales dilatadas de las piernas.

Se trata de una dilatación patológica de las ya extremadamente finas paredes de las venas.  

Parece que para llegar a tal estado juega un papel determinante una debilidad hereditaria del tejido conjuntivo. También la obesidad favorece la presentación de las varices. 

La situación puede empeorar por estancamiento a nivel del desagüe venoso, por ejemplo a consecuencia de un embarazo. 

Asi mismo profesiones en las que se permanezca mucho tiempo de pie o andando favorecen su aparición. 

En las varices muy dilatadas la corriente sanguínea llega a detenerse, de aquí la formación de coágulos o trombos. 

Los síntomas además de ser antiestéticas, con frecuencia se manifiestan como formaciones modulares azuladas, múltiples, visibles a través de la piel y palpables.

La mayoría de las veces se presentan a nivel de piernas. Si son poco acentuadas no producen molestia alguna o puede haber molestia y hacen sentir las piernas cansadas y tienen solamente un significado estético. 

Si son muy pronunciadas habrá tendencia al estancamiento de la sangre y con ello, a la formación de edemas en la zona de la pierna afectada. 

Igualmente si son muy ostensibles, puede dar lugar a una hemorragia intensa, sobre todo en la superficie de las piernas, así como a úlceras de difícil curación. Tienen mucha tendencia a la inflamación y trombosis venosa. 

Las formas leves de varices, no necesitan tratamiento médico, pero debemos prevenir un empeoramiento.  

Habrá que evitar la permanencia prolongada en pie. Las varices gruesas pueden ser tratadas localmente por el médico por medio de inyecciones esclerosantes o con láser.  Con esto se consigue, frecuentemente, que desaparezcan, y mejoramos la estética. 

De todas maneras, más adelante pueden volver a aparecer molestias muy serias si persiste la causa de las varices, que es secundaria a una fragilidad capilar y mala circulación. 

Algunos ejercicios gimnásticos pueden producir un empeoramiento de la enfermedad. Las piernas deberán permanecer elevadas durante el reposo, y debe evitarse la compresión continua. 

Es necesario, así mismo, regular y evitar el estreñimiento, causa de edema o hinchazón general que favorece la mala circulación y drenaje de las piernas. 

A pesar de las técnicas muy modernas y actualizadas, la finalidad del tratamiento deberá enfocarse en mejorar la circulación sanguínea y evitar el estancamiento de la sangre, reforzando la pared de las venas.


En Etherme Medspa, ofrecemos valoracion de la enfermedad y un tratamiento personalizado para ayudarte desde a mejorar el aspecto estetico como el funcional.

www.etherme.com.mx

Escribir comentario

Comentarios: 0