Piel de Otoño 2014

El frío y el aire son dos enemigos importantes de nuestra piel.

Con la llegada del frío, la piel pierde su punto de referencia al estar sometida al frío y al calor incesantemente, y es ahí cuando surgen los problemas de deshidratación.

El otoño y el invierno son una estación difícil para la piel ya que sufre muchas agresiones como el viento, la lluvia o la calefacción, que la deshidratan y así, la piel se seca. El resultado: sensación de tirantez e incomodidad.

 

El invierno es la época del año donde nuestra piel sufre más los ataques del medio ambiente.  Nuestra piel sufre y hay que tener especial cuidado en rostro, labios y manos.

Además, a eso hay que sumarle que con la llegada del mal tiempo cambiamos la alimentación. Como hace menos calor, también nos olvidamos de la sana costumbre de beber dos litros de agua al día.

Cuando llegan las bajas temperaturas, el flujo sanguíneo que llega a la piel se reduce. Ésta, al estar menos irrigada, se deshidrata y se envejece.

 

Los investigadores se han centrado en las reacciones de la epidermis ante el frío: los lípidos que constituyen la barrera de protección están peor sintetizados, generando una fuerte deshidratación. Por este motivo, la llegada del invierno supone un gran problema: hay que cambiar la crema de día y elegir una más protectora.


En los ultimos años los productos naturales, han tenido mucha aceptacion y excelentes resultados, ofreciendo principios activos mas eficaces, con propiedades extraordinarias y beneficas en la piel.

 

También hay que tener cuidado con los choques térmicos. Pasar del frío al calor, y a la inversa, intensifica la dilatación de los pequeños vasos sanguíneos de la cara. Primero son las rojeces difusas que aparecen en los pómulos. Es el signo precursor de la cuperosis, que está relacionado con la circulación sanguínea superficial de la dermis.

No solamente el clima y las condiciones adversas hacen que la piel sufra, sino que la contaminación y el estrés son algunos de los factores que determinan su grado de salud.  Antes de nada,  lo mas importante es hidratar desde dentro a través de la ingesta de líquidos. El agua tiene que ser un aliado.

Nutrir a la piel con vitaminas y minerales, que se obtienen de los alimentos y tambien  de colágeno que obtendremos a partir de alimentos como la gelatina animal y de las cremas que aplicaremos sobre la piel.

Las vitaminas, en concreto la C tiene un papel importante en la protección de las células frente a los ataques del exterior con efecto antioxidante.

 

El cuidado exterior de la piel para mejorar la oxigenación celular y evitar la formación de manchas o lesions, a traves de microexfoliaciones, recomendables una a dos veces por semana, para mejorar el aspect aspero de la piel, producido por el frio. Es importante eliminar las células muertas que son las que causan en muchos casos el deterioro de la piel, ya que evitan la perfecta absorción de nutrientes y oxígeno. 

 

A diario debemos limpiar el rostro por la mañana y por la noche para mejorar la absorción de las diferentes cremas que vamos a utilizer.

Además, es imprescindible usar una crema con protectores solares y filtros que mantendrán aún más aislada la piel del exterior.

 

La limpieza, la tonificacion, hidratacion y nutricion, son tratamientos que se ofrecen durante todo el año, pero deben realizarse con mayor frecuencia e intensidad en invierno, para no sufrir las inclemencias del clima en nuestro cuerpo.

 

Sin embargo es la mejor época para someterse a tratamiento de rejuvenecimiento, tipo peeling, laser resurfacing, luz pulsada, baños de colageno, radiofrecuencia, la fotodinámica.

Todas las técnicas que se basan en el uso de energia de calor, las cuales estimulan las proteínas de la persona (colageno, elatina y factores de crecimiento) para restaurar las funciones perdidas en determinados puntos de la piel, mejorando así los efectos producidos, por el envejecimiento.

 

 

Hay que saber elegir una buena crema hidratante y para ello deben llevar componentes "humectantes", que atrapen el agua dentro de la piel, como la glicerina, propilénglicol, urea, lactato sódico, por mencionar los mas communes y componentes con efecto oclusivo, que sirven de barrera, para impedir la deshidratacion, como son la lanolina, silicona y sus derivados.

 

Se recomienda durante la epoca de invierno, invertir tiempo en sus cuidados, acudiendo a tratamientos facials hidratantes y nutritivos por lo menos 1 vez por semana.

 

Recuerda que además del frío otras causas del envejecimiento de tu piel son el tabaco y el estrés, si quieres tener una piel joven y radiante no fumes y vive una vida tranquila.

 

Etherme Medspa, te ofrece lo ultimo en vanguardia y tecologia.

visitanos

www.etherme.com.mx

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0